Cómo pintar sobre barniz

Saber cómo pintar sobre barniz puede ser útil para esas ocasiones en las que una superficie como la de un mueble o una pared se ha manchado. El inconveniente con ello radica en que por su aplicación, ahora va a ser complejo que la pintura se adhiera como efecto del barniz.

Cómo pintar sobre barniz – Paso a paso

Sigue con detenimiento y al pie de la letra cada uno de los pasos que aquí se detallan para pintar sobre barniz y pronto lograrás conseguir el efecto deseado.

  • Limpiar la zona. Usa un líquido casero para hacerlo. También es clave que retires todo el polvo que pueda estar presente en el área.
  • La ventilación. Vigila que el lugar en el que vas a pintar las zonas de ventilación estén abiertas. Además cubre lo que se pueda llegar a manchar.
  • Los accesorios. Si estás trabajando sobre un mueble, quita todos los accesorios para que sea más cómodo manipularlo o evitar manchas.
  • Lijar. El pedazo o la zona en la que se va a pintar encima del barniz debe ser lijada. Hazlo en la dirección del grano y limpia todos los residuos que se generen.
  • El resanador. Ahora es el momento de aplicarlo para que los rayones presentes en la madera sean cubiertos por ti. Lija muy bien el área hasta que todo esté completamente seco.
  • Diluyente de pintura para limpiar. Usa este elemento sobre la zona en cuestión. También puede hacerse con alcohol desnaturalizado. Fíjate en que el área a pintar se encuentre sin brillo y limpia.
  • Una capa de pintura. Es el momento adecuado para pintar sobre el barniz. Se sugiere que sean dos capas para lograr que se adhiera bien la pintura y conseguir la tonalidad deseada.
  • Pintura a base de aceite. Como consejo, hazlo con una pintura de este tipo y con todas las capas que consideres necesarias.

Para profundizar en el tema, mira este vídeo sobre pintar y repintar objetos para que comprendas un poco más sobre el uso de este elemento:

Cómo pintar un jean con iris

El iris es un producto especialmente diseñado para teñir telas que se ha hecho bastante popular gracias a que es realmente sencillo de usar, deja muy buenos acabados y es económico. Pero la verdad es que debemos tomarnos con calma aquello de pintar la ropa si no queremos arriesgarnos a echarla a perder, así que nada mejor que informarse y hasta ensayar con alguna prenda que ya no usemos.

En el caso particular de pintar un jean con iris, queremos ofrecerte una serie de recomendaciones para que lleves a cabo este proceso con la certeza de que tendrás una hermosa y nueva prenda.

Consejos para pintar un jean con iris

  • El primer paso será entonces asegurarse de que el pantalón que se va a teñir se encuentre plenamente limpio.
  • Selecciona un recipiente en que quepa la prenda y que sea resistente al fuego, añade agua caliente e introduce el jean para que se vaya remojando.
  • En un recipiente aparte disuelve el tinte en medio litro de agua tibia, a continuación saca el jean y agrega esta agua con el colorante, revuelve y sumerge de nuevo.
  • Es tiempo de poner al fuego y dejar que el agua suelte hervor, revuelve ocasionalmente y deja al menos por una media hora o hasta que vayas viendo que el color ha cambiado.
  • Saca tu jean, escurre y permite que tome temperatura ambiente, cuando esto suceda lávalo normalmente, eso sí a mano y seca a la sombra.

Tips para jeans teñidos

Lo más adecuado es que cuando recién tiñas una prenda la laves de manera individual por lo menos las tres primeras veces luego del proceso ya que lo más probable es que siga desprendiendo algo de color por un tiempo. Así mismo, intenta explorar todas las opciones al momento de comprar tu producto para que puedas asegurarte de que es compatible con el tipo de tela que vas a teñir.

 

 

 

 

Cómo pintar una pared rústica

Al momento darle un toque decorativo a una casa o habitación, la idea de pintar las paredes aparece instantáneamente gracias a que los colores tienen el poder de provocarnos ciertas sensaciones y por lo tanto crear atmósferas totalmente diferentes aún siendo exactamente la misma construcción.

Pero si vamos un poco más allá y decidimos integrar algún tipo de efecto en las columnas, quizás pintar una pared rústica puede surgir como una gran idea que se puede ejecutar sin mayor inconveniente. A continuación te hablaremos de los materiales y todo aquello que debes considerar para que tu proyecto sea exitoso.

Pintar una pared rústica

  • Empezaremos por decirte que a la hora de escoger tonos para este propósito, los favoritos suelen ser grises, tierra y marrones.
  • En muchas tiendas puedes encontrar pintura especial para acabados rústicos, esta presentación es acompañada por una cera decorativa que complementa el pigmento para lograr este toque especial.
  • Si vas a manejar la pintura especial solo debes disolver el polvo en agua y dejar reposar. Posteriormente empieza a pintar, no es necesario que quede prolijo y muchas veces se aconseja dar brochazos en distintas direcciones; espera por lo menos dos días par aun correcto secado y con la ayuda de una brocha aplica la cera.
  • En caso de que quieras encargarte absolutamente de todo, puedes optar por seleccionar hojas de periódico, arrugarlas y empaparlas con cola de pegar. Luego distribuyelas por la pared y cuando se encuentren completamente secas pinta normalmente.

Este tipo de efectos suelen encargarse de aportar mucha personalidad y carácter a los espacios en los que son utilizados. Aquellas casas en las que predomina una decoración campestre son las favoritas para acabados como este, solo es cuestión de combinar tonos favorablemente y seguir las instrucciones para que ese cambio que tanto anhelas se haga realidad.

 

 

 

Cómo pintar superficies metálicas

Cuando se tiene el propósito de pintar superficies de metal existen algunas consideraciones que deben tenerse muy presentes para garantizar unos buenos resultados, pues estamos hablando de la inversión de tiempo y dinero en dicha actividad, así que se debe realizar una planificación previa para que todo salga a pedir de boca.

Para pintar superficies metálicas hay que conseguir productos específicos para dicha tarea, de esta manera el área se conservará en buen estado y esto ayudará a que el color luzca realmente mejor.

Pasos para pintar metal

  • Lo primero será limpiar adecuadamente la zona a pintar, para esto será necesario retirar el oxido si es que existe y la pintura vieja empleando por ejemplo lija o cepillo de alambre. Lava con detergente para asegurarte de que no quedan restos de grasa o suciedad.
  • En el caso de que la superficie nunca antes se haya pintado es bueno aplicar una capa de un químico llamado imprimación para aluminio que se encargará de garantizar mucha más adherencia.
  • Empleando un rodillo de espuma o de pelo corto podrás empezar a pintar normalmente, prepara también una brocha para cubrir rincones o espacios difíciles de llegar.
  • De acuerdo al espacio calcula la cantidad de pintura que vas a necesitar y dale comienzo a tu tarea.

Pinturas para superficies metálicas

Las denominadas pinturas epóxicas resultan ser grandes aliadas de las superficies de metal gracias a que sus componentes son seleccionados para cumplir con dos funciones primordiales: resistencia y adherencia, con esto logran ofrecernos todas las garantías para pintar en exteriores, sitios demasiado expuestos o en lugares de altas temperaturas.

Lo más adecuado es acercarse a una tienda especializada que te pueda brindar un poco de asesoría en este sentido y así tener la plena convicción de llevarse a casa productos realmente aptos para el metal, ya que esta es una de las superficies más exigentes a la hora de pintar.

 

 

Cómo pintar una montaña con acrílico

En caso que te encuentres preparando un cuadro o una pintura en la que utilices acrílico y como parte de los elementos a desarrollar de la misma haya montañas, es importante conocer la técnica correcta para que el proceso se lleve a cabo de buena manera. Así que te invitamos a aprender cómo pintar una montaña con acrílico.

Cómo pintar una montaña con acrílico – Consejos y recomendaciones

Materiales y herramientas

Es fundamental disponer de solvente para pintura, una buena selección de pinceles y varios colores de pintura acrílica. Sugerimos que como colores clave para lograr el efecto deseado al pintar una montaña con acrílico, se piense en: el negro, marrón, blanco varios tipos de gris o verdes. Las almohadillas de lona y los lápices de dibujo también serán de utilidad.

Bocetos para tu paisaje

Aconsejamos que el boceto del dibujo sobre el que se va a trabajar sea pintado antes que nada con un lápiz. Asegúrate que la composición cuente con todas las características de la montaña. Piensa por ejemplo en una cima de nieve, bordes irregulares, grietas y demás.

No te olvides que el dibujo debe ser muy bien detallado, ya que así será más fácil pintar una montaña con acrílico, pues facilita que te concentres en los detalles.

Elegir y aplicar la pintura

Los colores deben ser piensa pensados y no seleccionados sin criterio alguno. Para la profundidad usa el negro y opta por el gris para ir dando un tono especial a la montaña, permitiendo que la paleta de colores se diversifique con las mezclas que te plantees.

Ten en cuenta que entre más tonos se apliquen, el color de la piedra será más similar al real. Dependiendo de la situación aplica directamente desde el tubo la pintura para que el espesor y la textura emulen al de la montaña real.

Si lo prefieres, aplica un poco de arena en zonas claras y luego frota un poco de gris para que el efecto visual de la textura sea el deseado.

Cómo pintar un paisaje con acuarelas

Tener claro cómo pintar un paisaje con acuarelas es clave para todas aquellas personas que estén interesadas en poder trasladar sus ideas o su forma de ver el mundo a un lienzo, para posteriormente compartirlo con otros. Sigue nuestras recomendaciones para que descubras que no es tan difícil como parece.

Cómo pintar un paisaje con acuarelas – Paso a paso

Vas a necesitar

  • Pinceles de acuarela planos.
  • Pinceles de acuarela.
  • Juegos de arte.

Instrucciones para pintar un paisaje con acuarelas

  • Comienza por pegar un trozo de papel de acuarela con una pieza de cartón que sea pesada utilizando cinta de enmascarar. Ve pasando la cinta por cada uno de los bordes.
  • Utiliza un lápiz que sea de mina blanda para preparar tu esbozo.
  • Ubica y luego señala la línea que marca el horizonte, es decir, el punto en el que la tierra y el cielo se encuentran.
  • Realiza un garabato para que sea el fondo de tu paisaje con árboles lejanos, montañas, colinas, etc.
  • Ve dibujando cada uno de los objetos que hacen parte del primer plano. No te olvides que al estar más cerca, serán más grandes.
  • Usa agua limpia y tu pincel plano para ir humedeciendo la zona del cielo de tu imagen.
  • En caso de pintar un día soleado, sugerimos usar un cepillo que sea redondo, uno medio para el cielo que será azul y todo lo anterior mientras el papel se encuentre húmedo.
  • Para las nubes vas a utilizar un papel arrugado mientras la pintura continúe húmeda.
  • Aplica la misma técnica del día soleado para todas las zonas que hagan parte del fondo como: agua, pasto, montañas o colinas
  • Una vez se seque el papel de la acuarela, pinta todos los detalles. Se aconseja optar por el cepillo pequeño de forma redonda con una mezcla de pintura que tenga agua para que los tonos sean suaves y claros.
  • Finalmente espera a que todo se seque a la perfección. Quita con cuidado la cinta adhesiva puesta al inicio y ya habrás aprendido cómo pintar un paisaje con acuarelas.